La rivolta

Contenido de la publicación:

-Editorial: ¿Que es eso que necesita ser dicho?

-Tras la cresta de la ola: Respuesta a la nota “A un año de la
desaparición y asesinato de Santiago Maldonado” Publicada en la revista anarquista internacional “Kalinov Most” N°3 Octubre 2018.

-Nuestra memoria negra: Recuperar nuestra historia reciente; palabras de Soledad Rosas.

-Entrevista con Alfredo Cospito; Extraída de Voz como arma.

-Un estado anormal del espíritu: Salvador Planas, del intento frustrado de asesinar al presidente Manuel quintana, a la fuga del penal de Las Heras.

 

EDITORIAL

¿Qué es eso que necesita ser dicho?

No tanto como premisa, ni como bajada de línea ideológica, sino como impulso al debate, a la comunicación y la tensión de nuestras ideas. En este sentido surge primero la inquietud de preguntar sobre ese “nosotrxs” que algunxs pretenden encasillar en colectivos y federaciones, o con cierta impotencia denominar movimiento o falta de movimiento a algo que ni siquiera tenemos en claro qué es ni que buscamos con la denominación de “movimiento”, tal vez podría hablar de galaxia, de individualidades y grupos de afinidad, pero antes que resignar la crítica fácil sobre lo que “deberíamos ser”, preferimos afirmar que somos en torno a las posibilidades que creamos, que en lugar de pretender unificar bajo lógicas cuantitativas preferimos la informalidad que permite movernos, agruparnos y disolvernos, comunicarnos desde la distancia y afianzarnos individualmente al mismo tiempo que nos contagiamos y potenciamos en el encuentro fraternal.
Por un lado nos encontramos con un contexto social que se presenta como siempre, represivo, asfixiante, omnipresente, y al mismo tiempo las acciones con las que respondemos, nuestras proyecciones, la multiplicidad de acciones directas, propagandísticas y solidarias, acá podría repetir por centésima vez aquella frase de ai ferri corti. Pero más allá de lo que debemos o no hacer, la finalidad de estas palabras buscan aportar contenidos para la guerra social, porque si bien entendemos que la palabra sin acción se pierde en un limbo autorreferencial, al mismo tiempo en un contexto agitado y persecutorio contra el entorno anárquico no podemos llamar al silencio, en este punto podríamos debatir si las acciones hablan o no por si mismas, pero aunque si lo hicieran (bajo los parámetros de quienes juzguen las acciones ajenas) sabemos que nos enfrentamos a un aparato mediático enorme que intentará bajo todos los medios posibles vaciar de contenido revolucionario las proyecciones antiautoritarias. Evidentemente la reproducción de esta publicación no busca entrar en una posible competencia contra la propaganda del Estado, en parte por una obvia desigualdad de condiciones, pero principalmente porque no nos interesa reproducir las mismas lógicas pasivas, la creación de espectadores, de consumidores de contenido “critico” que potencian tanto la propaganda “oficial” capitalista, como la de los partidos políticos de todos los colores. Si producimos este contenido es en búsqueda de la acción, de la apropiación individual de quienes estén interesadxs, tanto para la afinidad como para la repulsión, pero nunca ante el paso desapercibido en el mar de carteles e insignias que nos imponen las ciudades.

 

Sin mucho más que agregar, dedicamos La Rivolta a lxs compañerxs secuestradxs por el Estado, no estan solxs, acá no se rinde nadie.

 

 

 

La rivolta 1