Vagabundos, Malhechores y Canallas

Este libro surge gracias a lxs compañerxs que siguen reivindicando la anarquía, gracias a la convicción de quienes deciden seguir abriendo espacios, editando propaganda y generando instancias de encuentro fraternas, quienes siguen planteándose en tensión permanente y ofensiva contra el Estado y el Capital, estas palabras no tendrían sentido sin aquellxs que se arriesgan en la oscuridad anónima de las noches y deciden atacar al enemigo, porque la teoría es solo palabra lanzada al aire sin aquellxs que deciden volverla práctica, aquellxs que dieron y siguen dando las horas escalonadas de sus vidas por el advenimiento de la anarquía, por la destrucción de toda forma de autoridad.
Esta primera edición de ―Vagabundos, malhechores y canallas‖ responde a un contexto y una vez más a la afirmación de nuestras convicciones, por lo tanto no busca ser una guía muerta de palabras pasadas, ni mucho menos otro libro más de historia en donde lxs academicxs hablan con total soltura y liviandad de contextos que, no solo no vivieron, sino que no comparten ni prácticas ni afinidades, aquellxs que bajo el filtro ciudadano dicen hacer buenas acciones, cuando en realidad se amoldan dentro las lógicas personalistas de la academia justificando discursos pre armados en historias ajenas, ahí tenemos a personajes de todo tipo llenándose la boca con la palabra revolución mientras se dan la mano con políticos de todos los colores y ejercen de autoridad intelectual en los salones de clases estatales o privadas.
Elegimos editar distintos textos de «El perseguido» editado entre 1890 y 1897 en Buenos Aires, por los compañeros Rafael Roca, Baldomero Salbans, Manuel Reguera, José Reguera, Pierre Quiroule, Fortunato Serantoni, Gregorio Inglán Lafarga, Jean Raoux y Francisco Denambride y Orsini Menoti Bertani, como una herramienta más, un reencuentro con nuestras ideas, y una respuesta que nos dice, al igual que lo hacen infinidad de compañerxs en la actualidad, que la acción individual es necesaria para conquistar la libertad, que no es necesario e incluso es contradictoria la creación de federaciones y congresos, al mismo tiempo que proponemos los grupos de afinidades como forma de relación, y es que casi 130 años después seguimos acá, siendo lxs verborragicxs, lxs que buscamos llevar a la acción nuestras palabras y transformarlas en el puñal, la pólvora y el fuego.
Obviamente el recorte que hacemos es parcial, a pesar que intentamos incluir en gran parte las líneas teóricas y visiones de la época del periódico, decidimos ponerle un límite a esta edición impresa para volverla al menos un puntapié, un empuje más para adentrarnos en nuestra historia, al mismo tiempo que dejamos para la descarga libre en la página de la editorial ―Expandiendo la revuelta‖ el material desde donde extrajimos los textos originales del periódico y distinto material bibliográfico que nos acercó al encuentro con «El perseguido»:
-Archivo «El perseguido» colección incompleta, números entre 1890 y 1897.
http://www.mediafire.com/file/dakzcinbm2xpf7i/El_perseguido.pdf/file
-Números de «La protesta» del 21 al 23 enero de 1909. Nota «De El perseguido a La protesta».
LaProtesta1909_n1549
LaProtesta1909_n1550
LaProtesta1909_n1551

-Diego Abad de Santillán en El movimiento anarquista, de sus inicios hasta 1910, capítulo titulado «La época de El Perseguido».

– Eduardo Gilimón   Hechos y comentarios, y otros escritos; El Anarquismo en Buenos Aires (1890-1915) editado por Utopía Libertaria.

Dentro de la bibliografía académica:
– Gonzalo Zaragoza Anarquismo argentino 1876 1902
-Iaacov Oved El anarquismo y el movimiento obrero en argentina
-Juan Suriano Cultura y politica libertaria en Buenos Aires, 1890-1910

 

Además de la historia de El Perseguido, es necesario hacer mención de otros periódicos individualistas de la época como La Miseria (1890), La Liberte (1893-94) y Lavoriamo (1893), los dos últimos editados en francés e italiano respectivamente, si elegimos editar los textos de El Perseguido es por la mayor facilidad al acercarnos a sus archivos y por la extensión de la publicación a través de los años y temáticas, aunque consideramos importante darle relevancia a las demás publicaciones y a la siguiente publicación que sucederá a El Perseguido, titulada «El Rebelde» editada entre 1898 y 1903 y en el que buscaremos adentrarnos en el futuro próximo.